Casos de piratería en México

Descubre casos de piratería en México con los cuales se muestra irrespeto por los derechos de propiedad intelectual de muchos creadores y sobre lo que existen sanciones que deben ser impuestas; además de incentivar la conciencia ciudadana de los consumidores; no te lo pierdas.

Casos de piratería en México

La piratería ha alcanzado un nivel alarmante en México; de hecho, ocupa los primeros lugares dentro del mundo, lo que no es nada alentador para quienes viven de la creación de productos originales.

Se ha vuelto prácticamente incontrolable el tránsito y destino de mercancía apócrifa en este país, aunado al hecho de tratarse de una de las naciones con más sitios en línea destinados a la descarga de contenidos pirata, especialmente en materia de películas y juegos.

No es nada nuevo que a la par del crecimiento de la era digital se han desarrollado plataformas que captan usuarios mediante la oferta de descarga de softwares y programas que son de su interés brindarles sin costo alguno; lo que incrementó drásticamente el uso de copias ilegales.

Por otro lado, algunas personas se dedican a distribuir físicamente en el mercado copias de juegos y películas económicas que son adquiridas por otras de escasos recursos a fin de disfrutar de ellas, aunque saben que se trata de falsificaciones; con lo que se dan un gusto sin pensar en los derechos de autor.

Todo esto conlleva a que en México se ofrezca de todo a menor precio y con ello se incrementen los casos de piratería, con graves consecuencias sobre la economía de esta nación y pérdida del valor de los derechos intelectuales de sus creadores o marcas originales.

Por otro lado, la transmisión de contenidos ilegales afecta a su vez la recaudación tributaria de los estados; con lo que se genera una pérdida anual de aproximadamente 75 millones de dólares.

Como parte de los casos de piratería en México se dio en el 2021 la destrucción de más 1.850.000 productos falsificados por parte del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, adjudicando a la vez multas a quienes se enriquecían por este medio.

En México existen normas y legislaciones con las cuales se protegen los derechos de autor y evita el uso indebido de la identidad de diferentes marcas originales; tal como es el caso del artículo 402 de Propiedad Industrial, en sus fracciones I y II de la Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial.

Allí se indica expresamente la pena que será impuesta a quienes falsifiquen una marca con fines de especulación comercial; dentro de lo cual pueden ser sometidos incluso a la privación de su libertad desde 3 hasta 10 años.

En materia de derechos de autor, encontramos el artículo 424 del Código Penal federal, donde queda claro que los falsificadores pueden enfrentar con sus actos una pena privativa de la libertad que va desde 6 meses hasta 6 años, en función de su gravedad.

Es posible que muchos falsificadores piensen que solo es cuestión de pagar una multa, pero en realidad no es así; además son tan culpables quienes distribuyen copias piratas como aquellos que las compran, pues están permitiendo que este tipo de personas continúen haciéndolo.

Lo ideal es crear conciencia en los consumidores y que eviten adquirir productos que no sean originales, más aún existen varias alternativas que pueden elegir para comprar lo que necesitan, siendo una de ellas pagarlo mediante cómodas cuotas.

Los usuarios de productos y servicios deben respetar los derechos de propiedad intelectual, incluso encontrarán productos de muestra o software de uso libre con los que cubrirán en parte sus necesidades hasta poder adquirir legalmente el paquete completo, lo que lleva a indicar que no se justifica alentar a la falsificación si podemos elegir ser justos y correctos en nuestras acciones.